» Portada 

El día que naciste, el Sol, la Luna y los ocho planetas que componen nuestro sistema, además de la Tierra, ocupaban una posición determinada en el cielo. Todo eso te determina tu vida, tu carácter, tus acciones y tu futuro. Eso es la carta astral; un horóscopo personal e intransferible.

Tu hora, lugar de nacimiento y posición de los planetas nos permiten interpretar tu Carta Astral, ese momento cósmico irrepetible en el que viniste al mundo. La posición del Sol en ese instante preciso indica tu signo solar, aquél con el que todos nos identificamos. Asimismo, la hora exacta a la que has nacido define el signo de tu ascendente. Por tanto, el signo solar te habla de tus rasgos generales más importantes. Sin embargo, el ascendente te descubre siempre algo esencial de tu personalidad, es tu punto de contacto con el mundo, tu enfoque personal de la vida. Es él quien marca cómo te muestras ante los demás y cómo vas a desarrollar tu vida.

Otro aspecto fundamental es la Luna. Este astro es, después del Sol, el cuerpo más importante de tu Carta Astral. La Luna te habla de tus emociones, de tu forma de sentir, de cómo reaccionas emocionalmente. También se relaciona con aspectos como la maternidad, la memoria, lo heredado, etc.

- Cómo los planetas afectan tu vida

Tu horóscopo de hoy